Cloud Coachers, patrocinadores Gold de Dreamforce

 

Cloud coachers patrocinador Gold de Dreamforce

Cloud coachers patrocinador Gold de Dreamforce

Estamos ya de vuelta de Dreamforce, ya recuperados del jet-lag, y es hora de echar la vista atrás y tratar de plasmar aquí la experiencia, esperando que no me salga un tostón infumable para quien no haya asistido. Difícil tarea, resumir en un post entretenido tantos días cargados de vivencias. Pero bueno, vamos a intentarlo.

Este fue nuestro primer Dreamforce como patrocinadores, antes tanto Fernando como yo habíamos asistido, pero como empleado de Salesforce o como cliente. Esta vez nos estrenamos como patrocinadores Gold, y lo cierto es que estamos encantados con la experiencia. Repetiremos seguro: compartir una semana con clientes y otros partners de Salesforce, envueltos en tal ambiente de innovación ha sido muy positivo.

Pues bien, comenzamos la crónica. Allá que fuimos Fernando y yo, rumbo al aeropuerto a unas tempranas horas del sábado 1 de Octubre. Allí nos reuniríamos con parte de la Delegación Española, que este año reuniría a casi 200 asistentes entre clientes, partners y empleados de Salesforce.

Cloud Coachers en Stinson Beach (Dreamforce)

Cloud Coachers en Stinson Beach (Dreamforce)

Ir a Dreamforce con la delegación es una experiencia muy diferente a la que vive la mayoría de los más de 170.000 asistentes. Nosotros vivimos un Dreamforce mejorado, “enhanced”, repleto de posibilidades de hacer networking, y sobre todo de aprovechar al máximo la semana en San Francisco. No pretendo aquí poner los dientes largos a nadie, simplemente os diré que cruzar el Golden Gate conduciendo un Mustang descapotable no tiene precio… Y los que fueron en Harley a ver si nos lo cuentan en los comentarios ;-D

Sesiones y Keynotes

Cloud Coachers en la Keynote de Marc Benioff

Cloud Coachers en la Keynote de Marc Benioff

En Dreamforce hay más de 3.000 sesiones donde elegir, y os aseguro que no es tarea fácil. En mi caso filtré las sesiones por mi rol, Marketing, y luego por productos – Marketing Cloud y Pardot – y con eso reduje las opciones a unas 600. Casi nada… Una vez filtradas, empiezas a mirar una por una los temas que te interesan, sin perder de vista dónde se dan, no vayas a elegir 2 sesiones con muy poco tiempo entre una y otra pero en sedes diferentes, que te pueden llevar más de 20 minutos andando de una a otra, algo habitual en Dreamforce. Pero vamos, que al final lo más normal es terminar con sesiones paralelas, que coinciden a la misma hora, y luego sobre la marcha vas viendo a cuál vas, si es que consigues ir a alguna.

Las sesiones más importantes son las Keynotes, donde se dan los anuncios que no te puedes perder. Pero como no se puede ir a todas en directo, están disponibles en streaming y ya colgadas en la web. Las imprescindibles, en mi opinión, son éstas:

Einstein

Einstein en Sales y Marketing

Einstein en Sales y Marketing

Einstein fue sin duda la novedad más interesante, más comentada y sobre todo, más presente en prácticamente todas las keynotes y buena parte de las sesiones. Einstein es la Inteligencia Artificial de Salesforce que se introduce de lleno en la plataforma, dotando de inteligencia a todas las nubes. En una de las demostraciones nos mostraban cómo Einstein alertaba al comercial de que si seguía así no llegaría a su cuota, y le sugería que contactara con su contacto. No sólo eso, ¡le redactaba el mail que debería enviarle! Sí, parece ciencia ficción, y ya está aquí, o lo veremos en acción en breve. Seguramente los primeros pasos serán titubeantes, pero como buen ejemplo de machine learning, irá aprendiendo hasta dejarnos boquiabiertos.

Muchos pueden pensar que con Einstein actuando así, para qué vamos a necesitar comerciales… Llamadme ilusa, pero yo pienso que los comerciales existirán siempre. Veo a Einstein como un complemento extremadamente útil para ayudar al comercial, al marketer, al agente de soporte, pero pienso que siempre necesitaremos las dotes personales de cada uno para entrar en contacto con el cliente, para modificar el mail sugerido por Einstein por otro más personal, para dar, en definitiva, ese toque humano que es irremplazable. Por eso creo que debemos profundizar en desarrollar esas capacidades que nos hacen únicos, esas capacidades que no podrán ser sustituidas por una AI: inteligencia emocional, capacidad artística, todo eso que en esta sociedad se rechaza por sistema frente a disciplinas que serán mucho más reemplazables en el futuro. Ahí dejo mi reflexión.

Por cierto, hay un nuevo Trailhead sobre Einstein que empieza con los fundamentos de lo que es una AI, para los que queráis aprender un poco más, aquí os lo dejo.

Trailblazer

Trailblazer significa pionero, innovador, explorador. Y como un desarrollo lógico de la idea de

Trailhead Astro

Pegatinas de Astro y badges de Trailhead

Trailhead, me parece muy acertado que Salesforce lo haya adoptado para describir a sus clientes. Recordad que el título del keynote de Benioff era “Be a customer Trailblazer”.

Pues bien, todos los asistentes tuvimos la oportunidad de convertirnos en auténticos trailblazers y ganarnos la sudadera que así lo atestigua, mediante un recorrido de aprendizaje e innovación que nos llevó a ganarnos alguna insignia más de Trailhead, a escuchar demos sobre nuevas funcionalidades, e incluso a explorar productos expuestos en tiendas virtuales. Al final del recorrido podías ganar la ansiada sudadera. Yo lo pasé ya el tercer día, y cuando llegué ya no quedaban sudaderas talla S, así que tengo aquí una M. Si alguien tiene una S y la quiere cambiar, ¡que me avise!

Lo que sí tengo que comentar, como Marketer que soy, es que me sorprendió que todo el look & feel de Dreamforce estuviera basado en ese tema, en los Trailblazers, en las montañas y arbolitos de Trailhead, y que Astro, la mascota, tuviera tanto protagonismo. Aunque me gustó, porque le daba un aire más amigable y más cercano a lo que no deja de ser un software en la nube, en demasiadas ocasiones me pareció que se abusaba de esa estética, y me chirrió ver a Astro aparecer en mitad de los videos de clientes. La línea entre lo amigable y lo infantil es muy delgada, y creo que se cruzó varias veces en este Dreamforce.

Cloud Expo

Dreamforce 16Esta zona de exposición, con más de 2.150 stands, se merecería unos cuantos días en sí misma. Lo cierto es que con tantas sesiones y keynotes ocurriendo al mismo tiempo, hay que buscar un momento para poder visitar a los expositores a costa de lo que tengas en la agenda.

Reconozco que este año le dediqué menos tiempo del que se merece, pero es que no se puede hacer todo. El día que la visité llegué a hacer 28.000 pasos según el Apple Watch, ¡8.000 más que la media de los días de Dreamforce! Pero lo dicho, fue una visita rápida. Para haceros una idea de las dimensiones, ampliad el mapa y veréis.

Dreamfest – U2!

U2 at Dreamfest 16El miércoles por la noche tuvo lugar Dreamfest, el concierto que se organiza cada año para los asistentes de Dreamforce. El año pasado escuchamos a los Foo Fighters, que me perdonaréis, pero que a mí ni “Foo ni fá” (chiste fácil, lo sé…). Pero este año ¡¡¡tocaba U2!!! Eso sí que son palabras mayores. Imaginaos lo que suponía eso, el primer disco que me compré, en Irlanda y con 13 años, fue el Joshua Tree!

El concierto este año se celebró a las afueras de San Francisco, en el Cow Palace, renombrado Cloud Palace para la ocasión, y allá que nos fuimos todos los de la Delegación española en autobuses privados para nosotros. Y menos mal, porque tener un autobús privado a la salida fue algo esencial, ya os contaré.

Como es habitual, en el recinto había comida y bebida para todos, y el espacio, al aire libre, muy adecuado para el concierto. Después de tomar algo nos acercamos al escenario y al poco salieron Bono y compañía al escenario. Pensábamos que habría teloneros, pero no, empezó U2 directamente a deleitarnos con su música. Fue un concierto de lujo, no faltó ninguna de las canciones míticas: Beautiful Day, One, Where the streets have no name, With or without you, Where the Streets have no name,… la única que eché en falta de mi lista fue Sunday Bloody Sunday, pero eso ya era pedir demasiado.

Hubo una sorpresa histórica que hizo que todos sacáramos nuestros móviles y grabáramos lo que U2 at Dreamfest 16pudimos: Trump en la pantalla grande diciendo sus famosas frases de campaña, siendo contestado por un Bono en su mejor momento: un manifiesto en toda regla contra la ignorancia que representa este candidato. La canción se llama Liberty, y podéis ver el video oficial publicado por U2 aquí. Dreamfest haciendo historia!

El concierto se hizo corto, no podía ser de otro modo, pero es que fue espectacular. Ahora comenzaba la tarea de volver a San Francisco, ardua tarea viendo las riadas de gente que se dirigían a la zona de autobuses. Menos mal que teníamos autobuses privados para la delegación española,… tardamos un poco en dar con ellos, pero una vez allí pudimos entrar gracias al cordón policial que nos hicieron, para separarnos del resto de los asistentes. Todo un lujo, vamos.

Esa noche la terminaríamos con unos bailes en el ya famoso “Drake“, la sala Starlight que está en el piso 21 del Sir Francis Drake, donde puedes pasar un rato disfrutando de unas vistas increíbles de San Francisco. Media delegación española de Dreamforce estaba allí, qué raro ;-D

Giving Back

Por si alguno no lo sabe, Salesforce tiene muy interiorizado en su cultura el devolver a la sociedad parte de lo obtenido. Es su modelo 1-1-1 en donde Salesforce dona el 1% del tiempo de sus empleados, el 1% de sus productos y el 1% de sus beneficios a organizaciones sin ánimo de lucro, ONGs, etc.

Además de esto, en cada Dreamforce hay una causa benéfica que se convierte en un reto para todos los participantes, el Giving Back, y este año el reto era alcanzar $1.000.000 donados a (RED) para conseguir la primera generación de niños nacidos sin SIDA. 

En el momento de escribir este post habíamos llegado a los $900.000. Y si se alcanza el millón, entre Salesforce y otros partners se donarán otros 3, con lo que 1 millón se convertirá en 4. Todos podéis aportar vuestro granito de arena, yo lo hice allí, os animo a que lo hagáis también.

De vuelta

Todo llega a su fin, y Dreamforce terminó el viernes, con un último paseo por San Francisco antes de coger el autobús al aeropuerto. Allá donde miraras veías caras sonrientes. Había sido una semana fantástica, y aunque todos teníamos ganas de llegar a nuestras casas, también había cierta nostalgia por cerrar este capítulo.

Airbus A380

En este avión fuimos y volvimos de San Francisco

Una última experiencia antes de terminar este post, que no pudo ser más oportuna: habíamos volado en un fantástico Airbus 380 de British Airways de San Francisco a Londres, y en cuando llegamos a Londres todavía no aparecía en las pantallas el número de la puerta en donde coger el avión a Madrid. Como había tiempo, dimos una vuelta, hicimos unas últimas compras, y nos fuimos a tomar algo.

Estando ahí sentada, en una de los bares de Heathrow, siento que me vibra el reloj. Miro, y veo una notificación de British Airways donde me comunica el número de la puerta de mi vuelo a Madrid. Perfect timing, mensaje 100% relevante, por el canal más idóneo. Y además me llegó sin que yo hiciera el check-in mediante la aplicación, porque al ser un grupo la hicimos todos en el mostrador. En definitiva, una experiencia memorable. Eso es un ejemplo de buen servicio al cliente, de buen Marketing al fin y al cabo. Seguro que British Airways es cliente de Marketing Cloud ;-D

¡Hasta el próximo Dreamforce!